El entorno de mercado se refiere a la situación que reflejan el conjunto de características sobre la evolución de la cotización de un activo en un momento determinado y para un periodo de tiempo concreto.
Las negociaciones de los activos que cotizan en los mercados financieros dan lugar a una serie de datos que refleja el precio de negociación, el volumen de negociación y el tiempo en el que se realiza la operación. Con estas tres variables podemos representar la serie de cotizacion es en un gráfico que nos permita analizarlo. Los precios de cotización muestran distintos dibujos sobre el gráfico según el número, el tamaño y la pendiente de los desplazamientos alcistas y bajistas. Además de los movimientos en los precios de negociación de los activos, utilizaremos también el volumen de negociación que acompaña a los desplazamientos para comprobar la fuerza de estos movimientos.
Es muy importante tener en cuenta la temporalidad de los gráficos ya que puede ser que lo que en una temporalidad nos muestre un entorno de mercado, en un marco superior nos muestre otro entorno distinto. De ahí la importancia de analizar la información según distintos horizontes temporales que nos permitan ver la situación global de cada activo para poder analizar la información de la serie de dato s del precio de cotización con distintos puntos de vista.
La aplicación de los sistemas de trading trata de conseguir una probabilidad de éxito cuando se producen determinadas características. El entorno de mercado se refiere al análisis de la situación de la evolución del precio atendiendo a las características que requieren los distintos sistemas para poder buscar su aplicación.
El precio en los mercados financieros puede subir, bajar o mantenerse dentro de unos valor es de precio. Cuando el precio sube o baja, el precio se mueve con tendencia dibujando desplazamientos a favor de la dirección de la tendencia (impulsos) o en contra del movimiento general (retrocesos). Por otro lado, cuando el precio sube y baja con desplazamientos muy similares (puede existir una leve pendiente) entonces el precio se encuentra enmarcado dentro de un lateral.
Atendiendo a la forma general del movimiento de los precios podemos encontrar valores que se muevan de forma tendencial o de forma lateral.