La ventana de profundidad y tipos de órdenes

La ventana de profundidad y tipos de órdenes

La ventana de profundidad es el libro de órdenes. En él se incluyen todas las órdenes de compra y venta que están a la espera de ser ejecutadas. Cuando una de las órdenes que están incluidas en esta ventana es negociada, desaparece de la misma.

Normalmente se reflejan a la izquierda los volúmenes de compra y a la derecha los de venta.

Los precios en esta ventana aparecen ordenados dejando en el punto medio o más cercano, los precios de compra y venta más cercanos al equilibrio. En esta ventana podemos ver a qué precio podremos realizar las distintas operaciones según el sentido en el que las queramos realizar:

  • El precio más alto al que podemos vender un activo (en el lado de las órdenes de compra).
  • El precio más barato al que podemos comprar un activo.

La diferencia entre ambos precios es la horquilla del activo.

Lo único que podemos hacer en los mercados financieros es comprar, vender o mantenernos en liquidez. Pero existen varias formas de introducir estas órdenes en el mercado. Las más utilizadas son:

Órdenes a mercado: Son las que se ejecutan al precio que esté el mercado en ese momento.

Órdenes limitadas: Son las que se ejecutan cuando la cotización supera un precio establecido de ante mano y se pueden usar cuando queremos introducir una orden de compra a un precio inferior al actual o una limitada de venta a un precio superior al actual, es decir, si introducimos una orden limitada de compra estamos indicando el precio máximo al que estamos dispuestos a comprar y si es una limitada de venta, el precio mínimo al que estamos dispuestos a vender.

Órdenes stop: Las órdenes de stop establecen el precio al que se deshará una posición, se pueden establecer para limitar las pérdidas (stop loss) o para proteger parte de las ganancias que ya se han obtenido (stop profit).

Órdenes stop limitadas: Son órdenes que se utilizan para entrar en el mercado en la dirección del precio cuando este ha avanzado hasta cierto punto. Por ejemplo, si queremos comprar cuando el precio supere un máximo, pero solo si lo supera. En este caso pondremos una orden stop limitada que se ejecutará a mercado cuando el precio sobrepase ese máximo.

Hay que tener en cuenta que cuando indicamos un precio determinado en una orden lo que estamos haciendo es lanzar una orden limitada.

Si es una orden limitada de compra estamos indicando el precio máximo que estamos dispuesto a pagar por adquirir un determinado número de acciones.

Si es una orden limitada de venta estamos indicando el precio mínimo que estamos dispuestos a percibir por vender una determinada cantidad de acciones.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *